Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como Trueno

Ángel

Serafín.

Alas bellas,
mil Fantasías
traes en el alma.
Vienes a visitar
besándome
me das
dulce
paz.


Santo de carmín voy buscando en el sueño,
tu rostro arcángel,mi eterno bien,
toca mi vida,resplandece
rostro en perla tienes
centelleando vienes
como por túnel,
en cascabel
voz y
 miel.

Voz de trueno en pomposa nube,
en fruta temerosa me doy,
batir de alas urge,
ojos de niña
siempre,
amante
soy.


 Tú, eres vida de mi sonrisa,blanco y puro,
aquí te endulzo,te presumo,
suaves brisas de arpa
brillas en el cielo
nocturno.
tú y yo,
uno


Porque eres en mi cara destellos de ilusión,
eres ángel que guardas mi tesoro
ceñido de imperio y trono,
tienes mi corazón.
somos alhaja,
alta estima,
melodía.
somos
amor.




ADY ALONIT
Copyright © 2015

Esterliz

El bosque estaba denso y oscuro, caminaba lánguida, pálida desfallecida, Esterliz,casi encorvada  no pisaba suelo, con sus manos en carne viva apartaba su cabello, rizado y sucio, hacia juego con sus ojos, dos cristales almendrados, en luto y duelo.
A la guerrera se le había pasado el efecto, banquete de opio y vino, seducida por dragones, potestades de maldad, acariciada por apestosos hombres, ella había sido vendida a moneda falsa, violada con veneno mortal, como se violan los rosales, arrancados de las entrañas, como se desprenden de la tierra... cuando no producen nada.
Los pétalos de la guerrera fueron arrancados de igual manera, convertidos ya en perfume barato, a Esterliz eso le dolió más.
Pero  ella presintió en aquella nada, el hombre de la armadura de oro, con voz de trueno y ojos de paz, le dijo: Amada ven! ella dejó su escudo en el suelo, estremecida en sus brazos, no volvió a la tierra de Baal ya nunca más! pues no pudo caminar sin El... .
Ady Alonit Copyright

Nota:

Todos los pensamientos escritos son de mi autoría,otros de poetas reconocidos,los cuales llevan a pie de página su nombre,imágenes de la web,si alguna es de su propiedad,por favor avíseme y las retiraré. Chocobesos!